Paloma y Borja, boda ibérica en Zamora

boda zamora vestido novia pantalon sombrero mono capa 31

‘Siempre tuvimos claro que nos íbamos a casar en Zamora, la casa de la familia de Borja no podía ser más bonita y apropiado para como nos queríamos casar. Pocos sitios nos habrían permitido una entrada a caballo. Ermita, casa y vistas en 2km a la redonda, imposible pedir más.’

Así es como Paloma nos empezaba a contar su gran día. Una celebración inspirada en el campo y la fauna ibérica donde La Marimorena Creativos creó una papelería papelería con acuarelas personalizadas perfecta para la ocasión.

Paloma decidió ser fiel a su estilo lucieron un original vestido pantalón. ‘El vestido de novia tenía que acompañar toda la temática y mi diseñadora, Flor Fuertes, lo captó desde el primer día. Sabía las telas que quería: gasas, linos y lavados, un vestido con mucha caída pero lo más importante es que tenía que ser cómodo, muy cómodo, y así fue. ¿El  resultado? El vestido que nunca me había imaginado pero que repetiría una y otra vez’

Como complementos, su anillo de pedida de Joyas Bárcena, un sombrero regalo de su amiga Alejandra Oliver Brand que junto con las botas de T.Ba redondeaban el look. En el momento fiesta cambió el sombrero y las botas por una corona de Verbena Madrid y unas alpargatas de Pepa y Cris.

Para el look beauty confió en Mari.la Centro de estética. ‘Nos conocimos durante nuestro paso en el concurso de televisión de Masterchef, desde entonces hemos mantenido el contacto, ella ya me había maquillado alguna vez, y me hacía mucha ilusión que ella se encargara’

La madrina lució un diseño a medida de Navascués y la hermana del novio de B.A.G. Blanca Astolfi. Borja por su parte ‘Para el chaqué me decanté finalmente por Old Jeffrey. Buscaba algo diferente, huía del chaqué clásico, y ellos tenían el que me encajaba. El color elegido para el chaleco fue el verde. Recorriendo tiendas para elegir color acabé entrando a Púgil. Cuando vi esa tela verde, lo tenía claro. Amor a primera vista.

Los zapatos no podían ser otros que unos Oxford negros. No tenía ninguna duda dónde los iba a comprar: Crownhill Shoes. La corbata fue otra ardua tarea. Miraba y miraba, pero ninguna me entusiasmaba. Finalmente miré mi firma fetiche de corbatas, se trata de Drake´s London y allí estaba. En los puños llevaba unos gemelos de Loewe de mi padre. Cómo no, bien clásicos.’

El catering Quilicuá fue el elegido para deleitar a los comensales. Además, y con la ayuda de Bergamota Flores, decoraron la casa y el jardín con ese estilo silvestre que los novios andaban buscando.

Un día mágico que el equipo de Minna Fotografía inmortalizó con estas fotografías que compartimos en primicia y que esperamos que os gusten.

 

TAMBIÉN TE GUSTARÁ

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de los hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrar publicidad relacionada con sus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies ACEPTAR

Aviso de cookies