Ale y Juan, bonita boda en Navarra



Alejandra y Juan se conocían desde pequeños pero no fue hasta la época universitaria cuando se reencontraron y Lanzarote fue testigo de su pedida de mano.

‘Sabíamos que no queríamos una boda común y para ello, contamos con la ayuda de mis hermanas Tam y Carli de Ohlala quienes son expertas en convertir en magia todo lo que les pidas. Preparan unas bodas únicas y muy en detalle, la verdad, no faltó de nada’ Así nos lo contaba Alejandra, quien junto a sus familiares se implicó desde el primer momento y crearon unas cajitas totalmente personalizadas para el Save the Date y unas invitaciones con bolsas de tela en diferentes estampados de color mint con sus iniciales bordadas. Un detalle para a los invitados les encantó.


Para el gran día Ale optó un vestido de novia de estilo peplum de Santa Eugenia Atelier con abertura en la espalda y un original coletero que sujetaba el velo. 
Como complementos, unos zapatos de Lola Cruz, unos pendientes de un anticuario y MUAH del equipo de Oui Novias.
Juan, por su parte, optó por por un traje de Tomblack, corbata de 1989, reloj Rolex y zapatos de Trotters.

La ceremonia tuvo lugar en la iglesia de la Asunción de Urroz (Navarra) que estaba decorada con un camino de árboles y velas, el coro sonaba a la perfección y la hermana de la novia sorprendió a los asistentes con un discurso muy emotivo.

A lomos de un coche clásico en color rojo, propiedad de la empresa del hermano, la pareja se dirigió hacia una finca privada en Echalaz para empezar con la celebración.

En el jardín ambientado con un chill out, sombrillas balinesas y mucho mimbre destacaban las estaciones del catering Maher con toldos hechos a medida a juego con las mesas y cojines. 
Ale y Juan entraron a la carpa del banquete al son de Viva la Vida de Coldplay. Allí, mesas alargadas y circulares se combinaban a la perfección con manteles de flores del mismo estampado de las invitaciones. 
Como detalle a destacar, la copa de la Champions que repartieron como regalo a la próxima pareja casadera y de la que establecido la tradición de pasar de pareja en pareja en su grupo de amigos.

Después llegó el momento de dar rienda suelta a la alegría y diversión con los temazos del violinista Pablo Prieto y Dándote Ritmo Eventos que consiguió levantar a todo el mundo, desde los más pequeños a los mayores.
Encargados de inmortalizar cada detalle de lo acontecido fue el equipo de Click10 que hará vuestras delicias, para inspiraros y seguir soñando con bodas bonitas
  
  
 
   
  
  
  
   



TAMBIÉN TE GUSTARÁ

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de los hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrar publicidad relacionada con sus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies ACEPTAR

Aviso de cookies